FACTOR DE RIESGO 10 actuaciones para evitar deslumbramientos

  • El 5% de los accidentes de tráfico en España suceden por deslumbramiento en las horas crepusculares (amanecer o atardecer)
  • Durante el verano, a causa de las fuertes horas de luz, conducimos con alto índice de luminosidad durante las horas centrales del día y estamos expuestos a deslumbramientos al amanecer o atardecer. Esto supone un riesgo para la conducción, según Formaster, Asociación Española de Formadores de Seguridad Vial.
  • El 5% de los accidentes de tráfico en España suceden , de hecho, por deslumbramiento en las horas crepusculares (amanecer o atardecer). Usar gafas de sol podría ayudar a reducir la fatiga visual, el riesgo de deslumbramiento o la ceguera temporal. Sin embargo, el 20% de los conductores no usan nunca gafas de sol al conducir. Anselmo Murano, Presidente de Formaster, explica que “conducir con el sol de frente es igual de peligroso que hacerlo con lluvia o con niebla, porque pierdes la visión de lo que tienes delante y esto amplia el riesgo de tener un accidente“.

    10 Consejos para evitar deslumbramientos

    1. Usa gafas de sol polarizadas y con cristales de color azulado.

    2. Cuando nos deslumbre el sol, mantener la trayectoria del vehículo y disminuir la marcha. Nunca dar un frenazo de golpe.

    3. Si conducimos con el sol de frente y nos deslumbra, es recomendable parar y esperar cinco minutos a que el sol cambie de dirección.

    4. Si conducimos muchas horas con alta luminosidad o con sol de frente, reduce tu velocidad y realiza paradas regulares para descansar la vista.

    5. Colabora encendiendo las luces cortas para que los que vengan de frente te perciban si sufren deslumbramientos.

    6. Compra gafas en ópticas y tiendas homologadas donde nos recomendarán la mejor para cada uno de nosotros y para cualquier situación.

    7. El parasol, que debe ser siempre extensible y abatible, solo debe usarse en los momentos puntuales de gran deslumbramiento, porque también reduce campo de visión.

    8. Nunca conduzca con gafas de sol durante las noches o en zonas oscuras, como túneles.

    9. Mantén limpios los cristales delanteros del coche. La suciedad aumenta el riesgo de que tengamos deslumbramientos y reduce el campo de visión.

    10. Cuida tus ojos en todo momento. Acude anualmente a una revisión ocular al oftalmólogo o al óptico.

  • Mujer con gafas al volante
  • ¿Qué tipo de gafa de sol es más recomendable para conducir?

    En el mercado existe una clasificación de cinco tipos de gafas de sol (de 0 a 4) según su filtro solar. Las gafas de sol de filtro solar 4, es decir, con más del 92% de absorción de rayos ultravioletas (UV), recomendadas para navegar o para la nieve, no son aptas para la conducción. Las gafas con filtro solar 3, y una absorción del 82 al 91%, son ideales para días soleados de verano o zonas de alta montaña o para la playa. Aquellas, de filtro solar 2, con un porcentaje de absorción entre el 82 y el 56% de UV, son las perfectas para los días soleados de otoño e invierno, cuando tenemos una luminosidad moderada y el sol no es tan fuerte y directo. Por último, las gafas de sol con protección 1 y 0 (y un índice menor al 56%), son para días nublados o de luminosidad baja. Lo recomendable, por tanto, son unas gafas de sol que tengan una absorción de rayos ultravioletas entre el 80 y el 90%.

    El color de los cristales

    El mejor cristal de las gafas es el más natural posible, que no desvirtúe los colores de las señales de tráfico, semáforos o indicadores de otros coches como luces de freno o intermitentes, de forma que no pueda confundirnos. Se recomiendan cristales grises o de tonalidad azul o marrón.

     

    Fuente: tráfico y seguridad vial.