Cómo colocar correctamente las cadenas

Cómo colocar correctamente las cadenas

Existen diferentes tipos de cadenas para rodar por la nieve con seguridad. Elija las suyas y llévelas siempre con usted para no quedarse “tirado”.

Las cadenas metálicas son duraderas y eficaces, aunque ruidosas. Su montaje en condiciones de frío y humedad, puede ser difícil. Aún así, son las más duraderas y las más utilizadas. Se colocan siempre en el eje motriz. En un vehículo con tracción a las cuatro ruedas, póngalas delante. En cualquier caso, no pase de 30 km/h.

Para las cadenas metálicas:

  • Desabroche el aro rígido e introduzca un extremo por detrás de la rueda, deslizándolo por el suelo.
  • Tome los dos extremos, compruebe que la cadena no queda aprisionada por la rueda, cierre el aro interior y céntrelo por detrás del neumático.
  • Cierre el anillo exterior y centre el conjunto de la cadena sobre la zona de rodadura y flancos del neumático.
  • Apriete con el tensor y enganche el sobrante de la cadena para que no golpee en el paso de rueda.

Consejos para conducir con cadenas

  • No circular a más de 30 km/h
  • Evite acelerones y frenadas bruscas. Las cadenas en las ruedas no pueden sustituir a la prudencia
  • Al circular con cadenas sobre calzadas sin nieve o hielo, se precisará un mayor recorrido para la frenada. Es recomendable quitarlas cuando termine el tramo de nieve.
  • Antes de guardarlas, hay que lavarlas y secarlas para evitar que se dañen con la sal.